viernes, 31 de julio de 2009

Los Instintos :Persistencia

Persistencia:Existe un ejemplo que puede servir para mas o menos entender la persistencia dentro del contexto de las Barreras que las mujeres ponen a los hombres en el siguiente video (minuto 2:00):

Un rasgo característico de un hombre alfa es la persistencia. Es no rendirse ante el primer obstáculo, o negativa. Para mí este es uno de los rasgos principales de un seductor, porque la clave del éxito con las mujeres, en los negocios, en el control de peso es la PER-SIS-TEN-CIA.

Siempre necesitarás ser persistente si quieres triunfar y obtener cosas mejores en lo que haces. A veces tendrás que redefinir tus métodos e incluso tus metas sutilmente, pero si eres persistente serás una máquina imparable, una fuerza de la naturaleza que obtiene lo que se propone, tendrás lo que yo llamo PODER SIN LÍMITES.

Nunca deberías resignarte en la búsqueda de tus metas. Nunca deberías dejar de perseguir aquello con lo que sueñas, aquello que sabes que te dará satisfacción. El que fracasa es aquel que se da por vencido demasiado pronto.

Nunca renuncies.

Sin embargo, hay una situación en la cual te diré que es mejor que te rindas, en lugar de seguir adelante. Y es cuando quieres recuperar a una mujer cuando has actuado como un necesitado, predecible y aburrido. Siempre me llegan consultas sobre “cómo la vuelvo a atraer”. Lo peor es que no hay manera de regresarla a tu lado una vez que has fracasado y has cometido todos los errores que acá intento que evites. Ok. Ok. Quizá soy un poco radical, pero mi punto es que no deberías fijarte como propósito recuperarla, si cambias, y ella lo nota y cambia tu actitud hacía ti puede ser algo que suceda, sin embargo, puede y es lo más probable, que no suceda. Así que deberías salir más y hacer las cosas mejor con otras personas.

Los hombres detestamos cometer errores que no podemos arreglar o solucionar. Estoy seguro que en nuestra programación genética hay un deseo que nos mueve a hacer las cosas bien, que funcionen, y esto implica que cuando nos equivocamos en una relación, o algo salió mal y terminó, tenemos el fuerte deseo, incluso obsesión, por cambiar las cosas y arreglarlas. El problema es que nos bloqueamos, nos negamos a cerrar puertas y a cambio de eso obtenemos que no aprovechamos nuestro tiempo y fácilmente quedamos atascados, perdiendo oportunidades únicas y agazapados en un estado de tristeza y melancolía que nos arrebata planes, proyectos y metas.

No estoy ignorando que el corazón tiene sus razones, y que hay personas y relaciones demasiado "especiales", pero la vida es corta, el pasado es pasado, las personas cambian, y simplemente hay que vivir las cosas mientras duran. Lo más práctico y funcional (así no sea necesariamente lo más fácil) es ser práctico y seguir caminando.

Lo que he visto a través del coaching personal es que la dificultad de muchos hombres (también mujeres) es que si tratas de recuperar a una mujer, eso resulta al final en alejarla más lejos de ti. Podrías tener una mujer diferente con la que puedes tener algo a largo plazo comportándote de la forma indicada y aprendiendo de tus errores, usando el 10% de esfuerzo.

La televisión y sus telenovelas, o las comedias románticas de Hollywood nos han convencido de que podemos recuperar a una mujer persiguiéndolas con poemitas y flores, y llamadas para “estar pendientes de ellas”, y que ellas saldrán y nos darán un abrazo y un beso y dirán: “Ohhh… cómo pudimos estar así… tu me completas”. (Sí… Jerry Mcguirre te habló a ti) Dicho sea de paso puedo sentir como las lectoras de esta página piensan en este instante que soy un miserable, y que no entiendo nada de nada, y que estoy completamente loco y demente. Lo sé… lo sé… y no me interesa en lo más mínimo. Igual sé que tengo razón.

Lo que mi experiencia y mi observación me muestran es que cuando las mujeres vuelven a ti o retoman una relación es porque ELLAS MISMAS se dan cuenta POR SU PROPIA CUENTA de que es mejor volver o lo que sea, no porque tu las “convences”. Saben a qué me refiero…

Personalmente encuentro muy interesante que la mayoría de los hombres que quieren que una mujer regrese a ellos, lo hacen con el argumento de que “ella es tan especial”, “ella es la elegida”, “ella es la horma de mi zapato”, “éramos tan compatibles en todo”. Esta es una distorsión creada por el “la tuve, la perdí, ahora voy a castigarme en vez de avanzar”, un síndrome que sucede en cada relación que termina, en cada oportunidad perdida.

Y sí, no ignoro que volver a empezar es una de las cosas más jartas, porque esa persona mal que bien te entendía, conocía tu historia, tus mañas, te daba todo en el plano íntimo, y volver a empezar con una nueva mujer, contar otra vez las mismas historias que ya habías contado, y comenzar de cero es una de las cosas jartas de terminar.

Es como construir de nuevo una casa que un huracán se ha llevado, preferirías agarrar los tres ladrillitos que quedaron en pie y hacer de ellos tu sala, tu cocina y tu habitación, pero ya no es suficiente, es necesario empezar. Seguramente podrás hacer una nueva casa más resistente, más bonita y más cálida.

Un verdadero seductor sabe que la única manera de recuperar a una mujer es poniendo distancia entre ellos. ¿Por qué carajos funciona eso Naxos? Preguntarás mientras lees esto. Pues te daré algunos argumentos:

1. Si ella va a estar atraída hacia ti, es porque se da cuenta que no estás obsesionado con ella. Al retirarte y poner distancia, ella tendrá la oportunidad de preguntarse, “¿qué demonios está haciendo?”, “¿Con quién estará ahora?”, “¿Por qué no está insistiendo, ni persiguiendo, ni argumentando?” En el mejor de los casos le darás que pensar, y si no es así, pues no habrás perdido el tiempo.

2. Puedes aclarar tu mente del sinsentido de pensar que “ella es la elegida”, “ella es tan única y tan apropiada para mí” y bobadas de ese estilo. Únicamente alejándote y poniendo distancia podrás ver la Verdad, esto es, que ella es sólo UNA MUJER MÁS. Y que hay un billón y medio más de mujeres más en el planeta. Si algo es cierto, es que no hay escasez de mujeres en este planeta Tierra.

3. Actuarás mucho más confiadamente y, sobre todo, más coherentemente si tienes opciones. Un hombre que tiene opciones es aquel que se siente libre y confiado como para buscar lo que quiere, que es exigente, que no se conforma con lo primero que le hace ojitos, y que quiere las cosas completas y no simplemente aproximaciones parciales.

Dejando atrás a esa mujer, o a la relación anterior que fracaso, podrás capitalizar toda esa energía sexual y encauzarla en la búsqueda de nuevas experiencias.

Naxo.

Fuente:
http://naxoseduccion.blogspot.com/2007/08/hacia-un-concepto-de-la-persistencia.html

No hay comentarios: