sábado, 31 de octubre de 2009

Amoritis: ¿Que es ser suplicante?

"Ella empieza a creerse única, y ese es un pedestal que no te favorece, ella sabe de tu escases y lo puede aprovechar para ser demandante o ingrata. Como es cierto, estás escaso, tu reclamarás atención y eso te hará suplicante."

Relaciones Con Mujeres (I) :La Pena Como Sufrimiento

La SÚPLICA:

El diccionario de la Real Academia de La Lengua Española lo define como:

Suplica: [sustantivo] Un orante que pide a Dios ayuda como parte de un rito religioso. [Verbo] Humilde petición de ayuda a alguien con autoridad.

Muchos hombres desean con todas sus fuerzas complacer a una mujer para obtener su aprobación. Para lograrlo ceden todo su poder a ella y la ponen en una posición de autoridad, y lo hacen a tal punto que la idealizan, y casi la deifican, de tal manera que ella no tiene mancha, ni defecto, y tampoco hay nada lo suficientemente difícil que ellos no puedan hacer por ella.

Lo que ellos no saben, o no han caído en cuenta, o no quieren creer, es que al hacer eso van a alejar a la mujer de ellos, porque no van a representar ningún reto, no van a despertar atracción, ni se van a ganar ningún respeto al humillarse de semejante manera.

Ser suplicante es uno de los problemas de los tipos buenos, sin embargo existe un problema en cómo definir este término de una manera más precisa. ¿Cuándo empieza alguien a ser suplicante? ¿Cuándo es posible detenerse? He visto muchos hombres que están seguros que no son suplicantes, cuando a todas luces lo son… y bastante… casi al punto de ganar un premio de la academia a mejor suplicante del año, también he visto hombres que al cuidarse de no ser suplicantes siempre están llevándole la contraria a las mujeres con las que salen, se convierten en el extremo opuesto: déspotas.

Así que la pregunta que atraviesa este post y a la cual espero dar respuesta es: ¿Cuál es el límite en el cuál un aspirante a seductor se convierte en suplicante? Y es que en esto de la seducción tu enemigo número 1 es ser suplicante. Porque es lo que te convierte en un tipo bueno, en un repelente de mujeres, y en general, las oportunidades escapan cuando te arrodillas a pedirlas. Un viejo dicho dice: “el que muestra el hambre no come”. Y es cierto. Las cosas hay que buscarlas, pero JAMÁS hay que mendigarlas, y ponerte en una posición de inferioridad para atraerlas o llamar su atención.

Como regla general yo pienso esto: Nunca hagas algo que no quieres hacer por una mujer, ni siquiera por la esperanza de que ella te quiera, te acepte o te busque.

Esto significa: deja de gastar dinero en citas costosas, deja de hacer todo lo que ella te pide, al menos no hasta saber que ella haría algo semejante por reciprocidad.

Dando es como recibimos. Pero hay que tener la certeza de recibir.

En otras palabras, mi lema es este: tú me das lo que yo quiero, luego entonces yo te daré lo que tú quieras, hasta entonces, no voy a hacer nada que no quiera hacer sólo por querer impresionarte.

Claro, conciso y preciso.

Lo más divertido de esta mentalidad es que efectivamente funciona. Y funciona de maravilla. Las mujeres tienden a respetar a los hombres que no les suplican, de hecho, encuentran ese comportamiento autónomo como algo que demuestra carácter y les resulta tremendamente atractivo.

He visto muchos escritos de maestros de la seducción debatiendo en torno a este tema, hay unos extremistas que consideran que incluso sonreír o pedir su teléfono puede ser algo suplicante, si haces aunque sea una pequeña cosa que ella te pida, estás siendo suplicante.

Yo leo esas cosas y arrugo la cara. Y me convenzo cada vez más que llega un punto donde hay que ponerle criterio a lo que uno lee. He visto muchas preguntas en mi correo que justamente hacen referencia a los criterios de estos maestros, y lo que producen es que los hombres actúen inseguros porque no saben sinceramente qué hacer con una mujer. Lo que me han escrito, y lo que en coaching me preguntan, es definitivamente que NO HACER cuando están saliendo con una mujer para evitar estropear todo con ella.

Déjame responder la pregunta con esto: No hay algo así como una lista de comportamientos que sean considerados como suplicantes, el menos para mí la cosa no es así. No te daré una lista, personalmente no creo que haya algo así como un “buen” camino o un “mal” camino.

Claro está que hay unos parámetros generales que seguro podrán ayudar, cosas como:

*No dejes que ella tome todas las decisiones.
*No respondas directamente a todas sus preguntas.
*No inviertas demasiado dinero a menos que ya hayas tenido besos (por lo menos).

Para mí el hecho de ser suplicante va de acuerdo con los límites personales de cada uno. Es decir, es algo que tiene que ver con tu juego interno y con las características personales de cada uno, por eso no hay, al menos para mí, una lista que se pueda aplicar a todos y cada uno de hombres que leen esto.

La máxima que tengo yo es esta: elabora una lista de reglas que definen la manera en que vives, y si rompes alguna de esas reglas por impresionar a una mujer estás siendo suplicante.

Como habrán notado, me encanta escribir, y me defino como una persona literariamente productiva, escribo a diario y escribo mucho, entre otras razones, es por eso que he podido mantener este blog con publicaciones sin parar desde comencé. Y es por esa razón que junto a mi Proyecto Personal De Vida, escribí algo que se llama “Mandamientos De Mi Vida”, y son cosas que definen lo que soy, son las fronteras que no sobrepasaré, y algunas en las cuales puedo moverme sin que ello quiera decir que cedo demasiado.

Quiero compartir algunas cosas que seguro te servirán para que hagas tu propia lista:

1. Nunca saldré luego de las 12:00 A.M de mi casa. La hora límite para hacer planes son las 11:59 A.M (no me refiero obviamente a emergencias y calamidades).
2. No volveré a fumar jamás.
3. Los excesos de alcohol los reservaré para ocasiones como mi cumpleaños, el cumpleaños de mi ala Phyloel, y el cumpleaños de alguien con quien tenga una relación estable. Jamás me emborracharé por aliviar un duelo amoroso.
4. No dejaré de hacer algo urgente, por ir a donde ninguna persona (excepto alguna cosa urgente, de fuerza mayor).
5. Mi forma de vestir y de arreglarme permanecerá intacta, y sólo será cambiada por sugerencias de buena fe, inspiradas en los más altos criterios de estilo y apariencia, jamás por una crítica o malinterpretación.
6. Mi empresa es la prioridad, y jamás cancelaré un evento, coaching, o reunión de negocios y/o comercial por nadie (con las mismas excepciones del punto 4).
7. No voy a cine a películas de terror. Punto. Sin importar lo que digan o lo que piensen sobre el tamaño, diámetro y densidad de mis huevos.
8. No comparto ideas creativas sobre mi empresa, o sobre la seducción con nadie que no sea alguien de la comunidad, una pareja estable o mi ala Phyloel.
9. Nunca tendré relaciones sexuales sin protección, excepto si mantengo una relación estable y comprometida.
10. Nunca llamo a ex - novias, bajo ningún motivo y bajo ningún pretexto.
11. Jamás daré regalos a menos que sean ocasiones especiales, para personas que hayan comprometido su amistad personal conmigo o para relaciones estables.
12. Nunca premiaré el comportamiento deshonesto en otros, ni los caprichos, ni las faltas de respeto.
13. Jamás pediré disculpas por cosas de las que no debo arrepentirme.
14. Nunca mentiré acerca de mis sentimientos con nadie, y menos para obtener beneficios.
15. Nunca daré cumplidos hipócritas.
16. Tomaré todas las decisiones importantes para mi vida yo solo, en un diálogo interno conmigo mismo, evitaré a toda costa refugiarme en consejeros o amigos (excepción a la regla, mis padres, una relación estable de más de 10 meses).
17. No gastaré más de $50.000 en una salida, a menos que tenga una relación estable.
18. Demando actividad sexual frecuente en una relación estable.
19. Si soy engañado o me son infieles no daré segundas oportunidades.
20. Si engaño o soy infiel no pediré segundas oportunidades.
21. Una vez terminada una relación, me alejaré. Lo que se rompió, se rompió.
22. Dejaré de salir con una mujer si es alcohólica o consume drogas ilícitas.
23. Jamás prestaré dinero (con excepción de mis padres, mi amigo y ala Phyloel o una relación estable de más de 4 meses, y la cantidad máxima para mi ala o mi relación estable no será mayor de $200.000.oo, cantidad que puede incrementarse en periodos de cada 4 meses para la mujer con quien tenga una relación estable)
24. Jamás seré fiador de nadie (excepto de mis padres. Nadie más).
25. No volveré a salir NUNCA con strippers.

Y siguen otras muchas reglas que tengo para mantener el orden en mi vida, evitar negociar contra mí mismo y cuidar mi salud, integridad y bienestar personal. Escribirlas es útil porque si sientes que cediste podrás revisar el código y asegurarte que en verdad lo hiciste o que no alcanzaste a hacerlo porque habías contemplado una excepción en el tema.

Debes vivir bajo tu propio código de honor, respetarlo y honrarlo. Si alguna vez sobrepasas un límite piensa si lo haces por complacer a alguien, y si es así, revisa qué está pasando y por qué intentas traspasar algo que te constituye para impresionar a alguien.

Sólo puedes traspasar un límite si lo haces por ti mismo, y como producto de la reflexión personal o la acumulación de experiencia que te ha llevado a madurar y a crecer, y porque buscas algo mejor para ti.

Tu código debe ser honesto, claro, con carácter y personalidad, y la persona que quiera estar a tu lado debe comprenderlo, aceptarlo y compartirlo. Si no las cosas no funcionarán, así de simple.

Personalmente he visto que las mujeres que en realidad valen la pena responden y valoran la honestidad. Si eres honesto con lo que eres, con tu verdadera esencia y con lo que quieres, las personas que llegan o están contigo o simplemente se mueven para otro lado.

Recuerda esto: una vez que has puesto las reglas de tu vida, tus límites y las cosas con las cuales no se negocia, mantente firme y respeta tus propias reglas. Tus reglas te representan a ti, representan tu personalidad, necesidades, deseos, metas, aquello que amas y lo más importante para ti, si pasas por encima de ellas, estás pisoteándote a ti mismo. JAMÁS las rompas. Si contemplas excepciones fíjate bien en no ser demasiado laxo. Personalmente creo que la fuerza de la voluntad radica en ser disciplinado y en controlar los propios deseos. En no desperdiciar la energía vital, eso se logra con disciplina.

Cuando rompes una regla, deja de ser una regla y se convierte en una pauta. Algo que no obliga a nada.

Ahora mismo, ponte como tarea hacer una lista, con las cosas ante las cuales no cederás, las cosas que no negociarás, hazla tan larga como te salga, no temas parecer psico rígido o algo así, simplemente en la vida si quieres tener éxito y ser fiel a ti mismo debes explicitar las cosas tan claras y honestas como son. Sin rodeos, sin aplazamientos y lo más importante, sin estar pensando en lo que otros dirán o pensarán de ti.

Naxo.

Fuente: http://naxoseduccion.blogspot.com/2007/07/qu-es-ser-suplicante.html

    Enlace Relacionados:

3-El Camino de los perdedores:El Proceso
14-Infidelidad Femenina:Caso Practico
15-Porque Las Mujeres Engañan
16-El Proceso de Betaizar al macho alfa (1);Caso Practico
17-El Proceso de betaizar al macho alfa (2)

No hay comentarios: