miércoles, 20 de enero de 2010

La Seduccion (Parte 4):Escrito por Naxo

"Las batallas del amor o los juegos de seducción no implican ganar sobre las mujeres, vencerlas, eso es misógino, las batallas y los juegos buscan que ELLAS y NOSOTROS ganemos sobre el peor enemigo de la supervivencia y la paz mental: el desamor y la soledad.Cuando tú pierdes en la batalla del amor o el juego de la seducción también pierde ella. Porque ha perdido la oportunidad de hallar un cómplice con quién recorrer los caminos de la vida y sus incertidumbres, encrucijadas y flashes de felicidad." Naxo


Muchas personas me han preguntado qué es la seducción. Es decir, me han dicho que para ellos seducción es un arte manipulador, y que se asemeja a un vendedor que te convence de adquirir esos famosos planes de vacaciones compartidas, luego brinda con champaña para cerrar el negocio, pero cuando caes en cuenta que has caído en una estafa el vendedor te cuenta que había una letra menuda con la cual no te puedes liberar del contrato a menos que pagues el 25% de la totalidad.

Hoy voy a hablar de seducción, y les animaré a empezar a seducir, de una manera divertida, pero a la vez honesta y transparente.

Algunos equiparan seducción al sutil arte del engaño, en el cual los lobos se disfrazan de ovejas y dejan a sus víctimas maltratadas y heridas, luego de haberles quitado sus tesoros.

El punto es que la palabra seducción y su verbo seducir, tienen dos connotaciones: convencer o persuadir, y a la vez, engañar con promesas falsas. Es una palabra polémica, y los mismos diccionarios incluyen un calificativo moral para la seducción. Se asume que la seducción es algo manipulador.

Ahora me doy cuenta que la palabra seducción tiene una carga bien importante en nuestro lenguaje. Veo comerciales y me hablan de seducción, desde una máquina de afeitar hasta un nuevo modelo de carro.

Hay muchas clases de seducción. Y somos seducidos por muchos estímulos cada día, a cada minuto y a cada segundo. La batalla por nuestra atención se libra en una guerra comercial y personal que pretende tener por un segundo nuestro cerebro y nuestra emoción en ello. Si algo no nos seduce simplemente cambiamos el canal, o seguimos caminando, o seguimos durmiendo o leyendo, o lo que sea… si alguien no nos seduce simplemente seguimos en nuestro mundo interno.

Y acá viene algo interesante: ¿Estás consciente que los comerciales de televisión son creados para ser más afectivos si no estás poniéndoles atención? He trabajado en marketing y las personas no recuerdan las situaciones de los comerciales, a veces les cuesta recordar sus frases. Lo que les interesa es que te distraigas con varios estímulos para enviar mensajes poderosos como “Limpia mejor”, “Llama ahora”, “Marca ya”. Estos mensajes se graban en niveles de inconsciencia. Incluso los comerciales están diseñados para sonar más fuerte que el programa de televisión (¿no te has dado cuenta que bajas el volumen cuando salen los comerciales?).

La seducción ocupa muchos lugares en nuestra sociedad, y es bastante controvertida porque PUEDE implicar el poder de engañar o persuadir al mal. Mi amigo personal, ala y PUA Dr. Phyloel escribe sobre héroes, y explica cómo en Spider Man una de las frases más impactantes es: “un gran poder implica una gran responsabilidad”. Y es cierto, estas herramientas deberían ser usadas para alcanzar tus objetivos vitales y hacer el mayor bien posible, no simplemente para engañar a mujeres (y hombres también), o para manipular para servirte de ellos para tu propio y egoísta placer.

Como todo lo que existe la seducción también es algo moralmente neutro, así como un lápiz puede ser utilizado escribir o para clavarlo en el pecho de alguien, o un libro para leer o para matar cucarachas, así mismo la seducción es aquello que te permite VENDER, es decir, mostrarte de una manera atrayente y poderosa. La seducción es un arte, en la medida en que no todos lo hacen con el mismo nivel de gracia y efectividad, y por eso existimos nosotros los Maestros De La Seducción, que buscamos llevar ese arte al alcance de quienes tengan la disciplina, la paciencia y la inteligencia para cultivarlo.

Los seductores somos vendedores, los mejores vendedores de nosotros mismos, estamos ofreciendo lo que tenemos para que otros lo conozcan e intercambiemos virtudes y defectos, confianza, placer y destinos personales. Vendemos para crecer. Porque lo que yo tengo le interesa a muchos y a mí me interesa lo que ofrecen los otros. Porque eso es lo que nos hace sociables, el intercambio de mundos personales, de fantasías y de realidades impresionante y sobrecogedoramente humanas.

El poder de hacer mal siempre existirá, de ir al Lado Oscuro, y todos nos hemos corrompido alguna vez con lo que tenemos, lo hemos usado para manipular y engañar, de ese delito nadie es libre, a menos que no sea humano. Por eso es importante el Profundo Juego Interno, porque nos llena de amor propio, de autoestima, y de amor y aprecio por nuestros cómplices de humanidad. Sin eso, simplemente seríamos máquinas para tener sexo, sin importar las consecuencias. Con el Profundo Juego Interno aprendemos a buscar más allá de la piel, de la estatura y la contextura, porque ESO mismo es lo que queremos que busquen en nosotros.

La seducción es un estimulante y apasionante juego de interacción entre los sexos. Cuando aprendes a jugarlo, y a jugarlo con Maestría, encontrarás que puedes ganar, y que también ellas pueden ganar, sólo derrotarás la desesperanza, la soledad, o quizá una relación que no funciona. Las batallas del amor o los juegos de seducción no implican ganar sobre las mujeres, vencerlas, eso es misógino, las batallas y los juegos buscan que ELLAS y NOSOTROS ganemos sobre el peor enemigo de la supervivencia y la paz mental: el desamor y la soledad.

Cuando tú pierdes en la batalla del amor o el juego de la seducción también pierde ella. Porque ha perdido la oportunidad de hallar un cómplice con quién recorrer los caminos de la vida y sus incertidumbres, encrucijadas y flashes de felicidad. Hay momentos tan felices que merecen compartirse con alguien, o tan tristes en los que mereces un consuelo oportuno. La soledad y el desamor matan esa posibilidad. Ella es el enemigo, no las mujeres.

Como en todo juego, puedes hacer trampa, y ganar ilegalmente, puedes usar tus conocimientos para destruir, para dejar heridas, para maltratar, para complacerte sin pensar en los demás. Al final de ese juego tramposo quedarás solo, ante tu conciencia, sabiendo que eres cada día peor, porque no te quieres lo suficiente como para dar algo más que líneas y técnicas.

A veces el mismo juego te enseña a apostar con tu corazón, a comprometerte, a buscar valores más altos. En ese momento eres un verdadero Maestro, no cuando conoces la técnica y la manejas a la perfección. Si eres mejor, y lo puedes compartir con honestidad, con sinceridad y con valor eres el verdadero Maestro de La Seducción.

Por último, si quieren ser Maestros, o al menos, mejorar sus habilidades con las mujeres, deben ponerse a trabajar. Hacer abordajes, hacer llamadas, empezar a salir de la habitación, apagar el televisor, desenchufarse del IPod, y esforzarse un poco. Mi abuela decía algo: Todos quieren ir al cielo, pero nadie quiere morirse.” Y es que queremos las cosas buenas de la vida, pero no estamos dispuestos a pagar el precio. La parte buena es que si pones esfuerzo consistente, recibirás los resultados también consistentemente, es una ley universal que aquellos que fracasan fueron los que no pusieron esfuerzo, no persistieron, no resistieron.

Cuando empecé en esto solo leía y leía, tenía montones de materiales, hasta que llegó el día en que me dije: a cazar! Y empecé, y no me he detenido, siempre hablo con las personas, siempre, no solo para conquistar mujeres, sino para hacer contactos comerciales, o simplemente para ampliar mi círculo de amigos e influencia. He conocido gente maravillosa en el camino, y seguro que muchos han valorado lo que soy gracias a que leí y me lancé, me atreví a desafiar mis miedos, mis inseguridades, dejé mi cómoda habitación y salí a la calle, al bar, la discoteca, a la biblioteca y empecé el camino, que me llevo a mujeres fantásticas y a amigos entrañables, a oportunidades que jamás hubiera tenido. Eso es ser un seductor: atraer las mejores oportunidades y maravillas que vienen por el hecho de estar vivo y respirar.

Naxo.

Fuente:http://naxoseduccion.blogspot.com/2007/06/sobre-la-seduccin-y-seducir.html

1 comentario:

Anónimo dijo...

wow me acuerdo que lei este post apenas salio hace unos años no recuerdo bien , pero leerlo hoy en dia la verdad que pude sacarme muuuchas dudas esta muy completo me encanta ( aplausooo ) jaja saludos