miércoles, 14 de abril de 2010

Contruyendo Relaciones Significativas (Parte 1)

"Pienso que la mision ante una mujer es mantenese atractivo a los ojos de ella y luego ella se inventara sus propios razonamientos para justificar su atraccion por vos , donde la edad, la plata , el atractivo fisico o el maltrato no le "importara" en lo absoluto." ElCklon.
"
"Tu trabajo ante una mujer es mantenerte atractivo y dejarle claro que no soportarás mentiras y otras faltas de respeto." Harland.

Tener una relación con alguien que te guste, y empezar a cultivar los cimientos de algo duradero y constructivo es algo que personalmente me parece una de las buenas cosas de estar vivo. Y hoy quiero hablarles a todas aquellas personas que inician relaciones, a aquellas personas que han encontrado a una persona y han decidido formalizar una relación. Muchos hombres rompen ciertos parámetros esenciales que deben observar con fidelidad si desean empezar una relación con interés, misterio y curiosidad. La atracción, incluso el amor, no bastan, es necesario saber hacer las cosas, para que la relación empiece a funcionar, mantenga intacta la curiosidad y se proyecte en un largo plazo. Necesitarás trabajar en ciertas características de carácter, entre las cuales destaco, paciencia, tranquilidad, dominio de ti mismo y de tus pensamientos.

Personalmente creo que la ecuación que hace que una relación funcione es la siguiente:

ESPERANZA + ATRACCIÓN + MISTERIO = PASIÓN.

Te voy a dar algunos elementos que deberías evitar, y en los que debes trabajar para que tu relación se proyecte en el tiempo:

1. No te muestres necesitado: Si bien deseas la compañía de tu novia, es necesario que empieces con calma, necesitas contenerte. No puedes convertirte en un parásito, o dejarte llevar por un romanticismo excesivo que te llevé a estar buscándola todo el tiempo. Haz las llamadas necesitas, visítala cuando ambos estén disponibles, acompáñala a sus cosas, y así mismo invítala a que participe de tu realidad, de tu familia, de tus amigos, de tus asuntos. Sin embargo también disfruta del tiempo en que estás sin ella, haz tu propia vida y deja que se acumulen naturalmente las necesidades mutuas por verse. Necesitas ser emocionalmente independiente, con eso proyectarás fortaleza y confianza.

2. No pesques retroalimentación: Puedes estar deseoso por saber qué piensa ella acerca de ti y de tu comportamiento. Eso está bien, pero debes mantenerlo en secreto. La necesidad constante de validación muestra que estás inseguro sobre tus acciones y cualidades. No digas cosas esperando que ella te diga cosas, no hagas cosas esperando que ella las valide, haz lo sientas, di lo que necesites decir, y simplemente espera que el flujo natural de la interacción te muestre, y te permita saber, lo que ella piensa y siente por ti.

3. No digas, hazlo: Las palabras pueden ser buenas, agradables, estimulantes, pero carecen de significado si no están acompañadas por acciones. En lugar de endulzarla diciéndole todo lo que piensas y sientes por ella, muéstralo a través del afecto y el respeto. Hazle sentir lo que significa para ti. Las acciones son mejores que las palabras, además conservan el misterio. No hagas que tus halagos se vuelvan algo de todo momento, sino algo que sólo das cuando menos lo esperas.


4. No esperes que ella sea como tú: Puedes tener muchísimo para dar, y puedes sentirte deseoso por demostrar todo aquello que tienes, y déjame decirte que eso es maravilloso. Pero no debes esperar que ella sea un completo reflejo de todo aquello que tienes. Las personas tienen diferentes maneras de expresar cariño, afecto y cuidado, así que no pidas o exijas que tiene que ser de la forma en que tu lo esperas, en que tu estás acostumbrado. Empieza a conocer otras maneras de expresión y de relacionarse.

5. No hagas confesiones prematuras: De repente sientes la necesidad abrumadora de abrirte por completo con ella, de mostrarte desde un comienzo tal cual eres, y decirle con honestidad todo lo que pasa por tu cabeza. Sin embargo, debes ser paciente y conservar el misterio. No quiero decir que seas deshonesto, o que tengas escondidos. No. Me estoy refiriendo a que tomes las cosas con calma, y empieces a revelar cosas sobre tus sentimientos de manera dosificada, no explayes tus sentimientos e intimidades demasiado rápido. Hazlo con prudencia, y de tal manera que cuando lo hagas estimule la relación, en vez de empalagarla.

6. No presiones: El proceso de empezar a conocerse lo visualizo como un camino, donde tienes que andar paso a paso, con calma y prudencia. Piensa en que son dos historias, formas de ver el mundo, la vida y la realidad diferentes, así que tómate el tiempo para conocerla. Empezar una relación debe ser algo para recordar siempre, es quizá uno de los momentos en que más sorpresas hay, y esos momentos se pierden cuando las relaciones llevan años y el conocimiento mutuo lleva a que exista predictibilidad. Así que no presiones para que ella haga o diga cosas, si lo haces sin duda la espantarás. Así que en lugar de esperar cosas, concéntrate en apreciar las cosas que ella hace de forma natural y que te hacen feliz.

7. No digas “Te amo” de forma superficial: Esas dos palabras son muy profundas y muy fuertes como para ser lanzadas a la ligera. El amor es como los chistes, tienen gracia si se dan en el momento indicado. Si lo dices muy pronto, quizá ella aún no haya llegado al punto de considerar esas palabras, también puedes estar apresurándote y haciendo que la relación se apresure a un punto que aún no ha llegado. ¿Cuándo es el momento indicado para hacerlo? Pues no lo sé, eso simplemente se da, sucede. Lo que yo te digo es que no te concentres en buscar palabras, sino en acciones, en construir la relación, cuidarla, apoyarla. Conoce bien a la persona con la que estás, construye una base sólida de confianza. Una vez que hayan llegado a un punto de madurez y los sentimientos afloren de manera recíproca, puedes decir las cosas.

8. No te vuelvas muy regalón: No la llenes de regalos, obsequios de forma empalagosa en las primeras semanas de la relación. No olvides nunca que el principio de escasez funciona en la seducción y también en las relaciones ya constituidas. No intentes construir una relación con base en la motivación que dan los obsequios. Los regalos, como los halagos se dan de forma misteriosa, cuando menos lo esperas, no recompensan nada, ni tampoco tienen pretexto específico, así que consérvalos para momentos realmente inesperados y para cuando causen una verdadera sorpresa. Una relación se construye a partir de la sorpresa.

9. No envíes cartas extensas: Evita los grandes tratados románticos en papel o vía correo. Esto no es una ley, depende también de tu pareja y de la manera en que se defina lo “romántico” dentro de la relación. Sin embargo, muchas palabras pueden empalagar, si escribes, se concreto, se breve, y deja mucho entre líneas, trabaja la metáfora, la insinuación. Puedes escribir breves notas, inesperadas, sutiles, en días muy ocupados, quizá cuando quieras que ella sepa que la apoyas y piensas en ella. Evita grandes disertaciones poéticas. El misterio es mucho más sexy que la obsesión.

10. Limita la disponibilidad: No quiero ser malentendido, no quiero que jueguen al gato y al ratón o cosas parecidas. Simplemente si deseas una relación de largo plazo, una relación madura, tienes que no ser asfixiante, tienes que hacer tus propias cosas, y no pasarte como chicle pegado. A veces las relaciones caen en estos periodos, sin embargo si trabajas en el principio de anticipación, menos veces significará más intensidad, más emoción, más expectativa, más anhelo, y más extrañar al otro, te darás cuenta que eso fortalece la relación. El caso inverso, una disponibilidad 100% solamente hará que lleguen a un punto de cansancio que debe evitarse a toda costa. Repito: una relación no es para jugar, devuelve llamadas, no te hagas el difícil, sin embargo también respeta tu vida y tus ocupaciones, y si no puedes corresponder algo que no sea con la intención de hacerte el complicado.


11. Da un balance al sexo: Aunque la atracción física quizá haya sido una motivación fundamental para despertar el interés que al final los ha conducido a una relación, es importante que no conviertas al sexo en el único interés. Comparte tiempo a solas, sin necesidad de que todo termine en un encuentro íntimo, conversar, ver películas, o simplemente estar uno al lado del otro puede ayudar a que se conozcan profundamente, a que compartan también ideas y pensamientos. Se paciente, establece un fuerte lazo emocional y construye bases fuertes, evidentemente el sexo es importante, pero no hagas de ello algo exclusivo.

12. No te apresures con tu familia: Dedícate a fortalecer la relación, y luego piensa en hacer todo el protocolo con tus familiares. El tema no es ocultar algo, simplemente una relación se construye entre DOS personas, cuando hay bases y fundamentos en la relación y ha pasado un tiempo se pueden hacer las presentaciones respectivas. No nos engañemos, pero los suegros juegan un papel relevante en las opiniones que nos hacemos sobre nuestras parejas, así que si te apresuras a hacer presentaciones y la relación aún está demasiado reciente puedes afectarla. Evita cosas como decir “les presento a mi novia”, tu novia tiene un nombre y deberías presentarla por su nombre, las personas entenderán la naturaleza de la relación al ver sus manifestaciones de afecto.

13. No te descuides: Algunas personas formalizan una relación y se descuidan, o quizá la relación se ha fundamentado y creen que tienen el afecto de la otra persona garantizado. Evita caer en rutinas, en hacer siempre lo mismo y de la misma manera. Trabaja en la creatividad y siempre hazte dos preguntas: ¿Qué cosas nuevas puedo hacer?, ¿Cómo puedo hacer las mismas cosas pero de forma diferente?

14. Sé flexible, dinámico y diverso: En línea con lo anterior, asume que una manera excelente de crecer y cambiar viejos hábitos es a través de una relación. Si siempre te has visto con los mismos ojos, ahora vas a ser visto con los ojos de una mujer. Así que debes empezar a cultivar nuevos hábitos. Igualmente, no muestres todas tus habilidades de una vez, deja que poco a poco ella se vaya sorprendiendo. De repente encontrarás cosas que debes cambiar, matizar, y si sientes que ello te hará una mejor versión de ti mismo, deberías considerar empezar a dejar viejas costumbres. Como siempre, no te vayas a extremos, el parámetro es: no cambies para agradar a nadie, cambia si con ello te agradarás más a ti mismo.

Seguro con estas anotaciones podrás darle el impulso definitivo a tu relación de pareja,

Naxo.

Fuente:

No hay comentarios: