martes, 3 de agosto de 2010

El Aprendisaje Del Amor (Parte 2) :Como podemos influir en el curso del amor

"No se puede evitar el sufrimiento, pero si reducir la probabilidad de volver a experimentarlo en la misma medida y para eso se NECESITA APRENDER."



Nosotros creamos nuestros propios dramas en la vida. Aparte de las primeras experiencias infantiles somos responsables de la forma, el rumbo y la calidad de nuestras experiencias, somos sus escritores, productores y directores. Las personas que tienen relaciones satisfactorias aprenden del pasado, pero no se dejan esclavizar por el.

Nadie escapa al inmenso dolor y a la decepción que causan los traumas por las relaciones negativas. El contenido y el argumento difieren, pero hay un hecho que no varía: alguien, en algún momento, sufre por causa de otra persona. No se puede evitar el sufrimiento, pero si reducir la probabilidad de volver a experimentarlo en la misma medida y para eso se NECESITA APRENDER.

La capacidad de influir en una relación, de crear una atracción y afectar el rumbo del amor, se inicia en el primer encuentro entre un hombre y una mujer. En ese momento se siembran las semillas de los patrones positivos y negativos. Desde el primer saludo, nuestros temores, necesidades y esperanzas están presentes, como una especie de orden del día oculto.

La gente suele creer, en el fondo, que su conducta esta tan arraigada que les parece poco realista esperar modificarla. En realidad, el discernimiento y las acciones que se necesita para modificarlas se pueden aprender.

A todos pueden asustarnos los cambios. Lo que solemos olvidar es que el hecho de experimentar con nuevas maneras de ser puede constituir una aventura que fortalece y alienta el crecimiento. Con frecuencia somos demasiados pesimistas con respecto a nuestra capacidad de modificar hábitos contraproducentes. Estamos convencidos de que no podemos cambiar, de que "no soy así", o bien nos resistimos al cambio y declaramos que "yo soy asi: tómame o déjame". Cuando actuamos con tanta rigidez o temor, es inevitable que salgamos perdiendo.


W.r (Psicologo)

No hay comentarios: