martes, 10 de mayo de 2011

El Apego a la imagen nos vuelve adictos a la aprobacion externa

"El miedo a no conseguir la recompensa se convierte en el miedo a ser rechazado.Y el miedo a no ser lo bastante buenos para otra persona es lo que hace que intentemos cambiar, lo que nos hace crear una imagen. Pronto olvidamos quienes somos realmente y empezamos a vivir nuestras imágenes, porque no creamos una sola, sino muchas diferentes, según los distintos grupos de gente con los que nos relacionemos. Una imagen para casa, una para el colegio, y cuando crecemos, unas cuantas más.”



La toxicidad del rechazo tiene que ver con todo lo que hacemos para obtener la aceptación, una necesidad digna de todo ser humano, pero mal buscada. Buscamos la aceptación en el afuera, pero el rechazo esta en nuestro interior.


El miedo a no conseguir la recompensa se convierte en el miedo a ser rechazado:
Una persona que se siente rechazada (y no necesariamente lo es) no puede disfrutar ni de una salida, ni de un coche, ni de cualquier éxito que alcance ya que sus ojos estarán puestos en “los otros”, es decir, “en la validación de los otros”, y nada de los que alcance será suficiente.

Debo saber que, si busco acumular objetos para elevar mi estima, me convertiré en el carcelero de mis propias cosas.

Si dependo de ellos para sentirme fuerte y poderoso, haré que los objetos se transformen en una adicción para seguir viviendo . A esta instancia, ya no podré disfrutar de los logros nuevos que adquiera, por que el tenerlos no me hará mas feliz sino que los utilizare para levantar mi estim
a.

No hay comentarios: