sábado, 2 de diciembre de 2017

4 Perfiles de mujeres


En general existen personas que están dedicadas de forma sistemática a robar tu energía, a quitarte todo lo positivo que tienes y consumirlo sin dejarte nada, es como un profundo agujero negro que nunca está satisfecho y sigue consumiendo tu energía. 

Muchos hombres se esclavizan teniendo relaciones sentimentales con mujeres destrozadas.Aunque tenemos ideas sobre lo que debería ser una relación de pareja no tenemos que ser los mártires al estar con personas disfuncionales, muy heridas, muy dañadas, con mucho enojo en su vida, o quizá muy deterioradas en sus ideas del amor.La medida de una relación está en que tú das pero también recibes. No en una proporción exacta, como si fueran matemáticas, pero simbólicamente la relación se maneja en reciprocidad.

Muchos hombres  desean con todas sus fuerzas tener relaciones estables y duraderas. Aunque tengan apariencia de querer solamente relaciones ocasionales y convertirse en casanovas furtivos, en el fondo de ellos existen muchos “hombres buenos y tradicionales” que buscan, a toda costa, organizar su vida al lado de una mujer. Son algo así como mansas ovejitas vestidas a la manera de "chicos malos". Lo mismo que muchas mujeres, son mansas ovejitas vestidas de tacones y con profundos escotes. Las apariencias engañan, ser un seductor implica convertirte en un experto en dudar e ir más allá de lo que las personas desean mostrar y acceder a lo que verdaderamente son.

Hemos hablado bastante de hombres necesitados y cómo debemos evitar mostrar actitudes que indiquen que estamos buscando compañía de manera urgente..Esto mismo sucede con las mujeres,  atraigan y escojan la mejor pareja posible, pero eviten acercarse a esas mujeres problemáticas que les roban la energía, el tiempo o la economía. La vida no se trata de buscar el sufrimiento, se trata de evitarlo, de acercarse al placer y alejarse del dolor, esas son las motivaciones básicas detrás de toda acción humana pero, lastimosamente, a veces buscamos acercarnos a un aparente placer que implica un gran dolor y que resulta en un gran malestar.

La idea no es que seduzcas a cualquier tipo de mujer, sino a la mejor mujer posible, la que haga tu vida más plena, la que satisfaga tus deseos de intimidad y de cercanía emocional, así que por qué no te aseguras de tener la mejor relación posible, en vez de empezar a dar pasos de ciego y ocupándote de mujeres que van a terminar con tu paciencia, tus emociones y tu energía

Los psicólogos han podido dar un paso adelante en entender las reglas y las dinámicas de las relaciones humanas, cuentan con  ciertas herramientas que les permiten conocer qué es lo que puede hacer que una persona no funcione en relaciones (y la sabotee) y qué es lo que hace que una persona tenga potencial para conformar una relación saludable, estable y con proyecciones. Las relaciones que hemos tenido con nuestros padres y las relaciones afectivas pasadas nos marcan ciertos patrones con los cuales enfrentamos nuestras relaciones actuales, estos patrones se denominan “estilos de vinculación”. Si podemos entender la psicología de la necesidad y conocer el estilo de vinculación de la mujer que nos gusta podremos asegurarnos menos fallas y menos sufrimiento al saber si esta persona puede manejar una relación o incluso una simple cita.

Al hablar de estilos de vinculación es necesario empezar diciendo que existen dos dimensiones: miedo a ser abandonado o evitación de la intimidad, de la distribución de estas dos dimensiones resultan cuatro estilos de vinculación diferentes:

* Seguridad

* Necesidad

* Distancia

* Miedo

A continuación voy a describir estos cuatro estilos:

Estilo 1: La persona segura: Bajo Miedo de ser abandonada + baja evitación de la intimidad.

Es el estilo más propicio para las relaciones a largo plazo. No está preocupada por si la vas a dejar, por lo cual no intentará dejarte primero o pegarse a ti de forma permanente y obsesiva, también permite que salgan cosas de ella para compartir y para conectarse con otras personas, es emocionalmente abierta y generosa. Se siente bien cuando tiene que depender de ti y también puede tomar las riendas, puede ser líder y seguidora al mismo tiempo y de forma igualmente eficaz. Le gusta mantener su independencia y también le gusta que tengas tus propios espacios, no te absorbe ni se enloquece cuando no estás con ella. Tiene su vida y te deja vivir. Es el prototipo ideal.

Estilo 2: La necesitada. Alto miedo a ser abandonada + baja evitación de la intimidad.

La mujer necesitada tiene un gran miedo a ser despreciada y expulsada de la vida de sus parejas. Al principio todo parecería normal, conforme la relación avanza ella comienza a quejarse de que no eres lo suficientemente cercano y de que no valoras la relación tanto como ella lo hace. Se muestra paranoica y excesivamente celosa porque en el fondo su mayor miedo está en que conozcas a alguien más y termines por reemplazarla. Tú puedes salvar tu cordura poniendo atención en las tempranas demandas por más tiempo, más dedicación y por la vigilancia que hace a tu vida. Este estilo terminará por absorber toda tu energía, por absorber tu tiempo y por reclamarte cada negativa que des como un gran abandono. Tienen a hacerse las víctimas y a manipularte con sus estamos de ánimo cambiantes.

Estilo 3: La distante. Bajo miedo a ser abandonada + alta evitación de la intimidad.

Está mujer es indiferente a la intimidad. No se preocupa porque la abandones porque igual ella no planea estar tan cerca de ti en primer lugar. Podrás salir con ella pero no planea formalizar una relación, incluso podrá proponerte relaciones abiertas pero evitará toda clase de compromisos y todos sus equivalentes, como formalidades, celebraciones de meses, detalles demasiado comprometedores, evitará hablar del futuro contigo. La mujer distante, en general, tiene una alta noción e imagen de sí misma y poco le importa lo que los demás puedan pensar de ella, así que lo más probable es que tú no estés en la lista de prioridades de ella, es una persona solitaria y sus amigos y amigas son esporádicos y sólo por épocas. Son mujeres que se te escurren de las manos como agua, se evaden, te torturan con su ambigüedad, a veces cercanas y a veces muy lejanas.

Estilo 4: Alto miedo al abandono + Alta evitación a la intimidad.

Esta mujer teme el rechazo y también se siente incómoda al compartir sus pensamientos y sentimientos. En el fondo de su ser esta mujer desea una relación cercana, una relación emocional, sin embargo se tensiona por lo que las otras personas pueden pensar de ella, y temen ser lastimadas si confían demasiado o si se entregan totalmente. Estas mujeres tienden a ser tímidas, intensamente celosas, pues temen ser traicionadas, también se alejan y evitan comprometerse por el temor a ser devastadas emocionalmente.

Naxo

No hay comentarios: