viernes, 12 de octubre de 2018

El reconocimiento de las necesidades : El Apego a la imagen

¿Cuando dejamos de ser nosotros mismos?
""El miedo a no conseguir la recompensa se convierte en el miedo a ser rechazado.Y el miedo a no ser lo bastante buenos para otra persona es lo que hace que intentemos cambiar, lo que nos hace crear una imagen.Pronto olvidamos quienes somos realmente y empezamos a vivir nuestras imágenes, porque no creamos una sola, sino muchas diferentes, según los distintos grupos de gente con los que nos relacionemos. Una imagen para casa, una para el colegio, y cuando crecemos, unas cuantas más.La imagen del "Buen tipo", observa cuidadosamente a las mujeres, y actúa para RESPONDER A ELLAS. En las noches de soledad recuerda con esperanza las palabras de su madre, que solía decirle:“Hijito, ya llegará alguien. Un hombre bueno como tu merece lo mejor. Tienes muchas cosas que harían feliz a cualquier mujer”.El buen tipo está tan concentrado en no ser percibido como esos tipos malos, jugadores, rompe corazones, esos “ciegos bastardos”, como suele llamarlos en sus propias palabras, lo que al final termina por mostrarlo ante las mujeres como un tipo indeciso, débil y sumamente complaciente. O incluso peor: el buen tipo se fusionará con la personalidad de la mujer que le interese, pensando que esa es la mejor forma de ser su compañero romántico.Lo que quiere el buen tipo es que ella se sienta segura, pero también desea que se sienta excitada. Es este deseo lo que pone el impulso pasional y romántico a sus interacciones. Desea a la vez salvarla y acostarse con ella. Pero no se atreve a mostrar su deseo. Lo guarda."


El pensamiento más consensuado que ha insistido es el uso de la razón por encima de las emociones. Así, nos han educado restando importancia a la emoción y su expresión. Las personas tienden a amoldar su expresión emocional a los cánones socialmente aceptados, lo cual puede implicar reprimir o negar determinadas emociones. 

Algunas emociones han sido catalogadas socialmente como negativas, todos las hemos venido escuchando desde nuestra infancia hasta ahora, trasmitiéndose culturalmente y pasando a formar parte de nuestros pensamientos más profundos. 

Negar o reprimir emociones culturalmente sesgadas como el miedo, la tristeza , la rabia, la sexualidad no hará que desaparezcan por más que les echemos arena encima. Cuando reprimimos las emociones, negándoles su expresión, el efecto de expresión y movimiento que es inhibido se encauza hacia nuestro interior. 

Cuando la sexualidad natural es reprimida, negada, los deseos e impulsos naturales del individuo quedan atrapados en una zona intermedia del subconsciente, afectando adversamente la formación del carácter, creando tensión, alimentando fantasías, degenerándose poco a poco hasta qué, cuando finalmente emergen al exterior, emergen como impulsos degenerados, destructivos, en búsqueda de una reivindicación, de una libertad, de una salvación enfermiza y degenerada. 

La represión sexual consigue neutralizar y ocultar la sexualidad natural al punto de que los impulsos sexuales naturales no llegan a la plena conciencia, sino que son reprimidos y transformados por la barrera intermedia en lo opuesto de lo que eran.Cuando los impulsos sexuales de una personas son reprimidos totalmente esto causa el surgimiento de una identidad contraria a la naturaleza sexual original del individuo.

¿Como Eliminar La Imagen De Chico Bueno?
-¿Como comenzar a ser El Premio?
-El reconocimiento de las necesidades : El Ritual Ancestral
-Amor Propio
-La formas negativas de relacionarse > La Importancia de la Confrontación

No hay comentarios: