sábado, 20 de marzo de 2010

Tomar conciencia de que el cambio es importante (Parte 1)

Tomar conciencia de que el cambio es importante

"Si aceptas que tu mente debe cambiar, es porque ya no quieres vivir con la mierda hasta el cuello y porque te cansaste de ser un “tonto feliz” rodeado de ignorancia. La gente que decide cambiar de verdad produce revuelo a su alrededor: los amigos se asombran, los conocidos murmuran y los enemigos se mueren de la envidia."




Hay que estar comprometido con el proceso del cambio y desearlo desde lo más profundo. Estar consciente de que cualquier transformación supone una dosis de esfuerzo e incomodidad: renunciar al principio del placer ahora para obtener un beneficio mayor después.



¿Disciplina? No cabe duda, pero también motivación



Sentir que el cambio es necesario y que será útil.



Si aceptas que tu mente debe cambiar, es porque ya no quieres vivir con la mierda hasta el cuello y porque te cansaste de ser un “tonto feliz” rodeado de ignorancia. La gente que decide cambiar de verdad produce revuelo a su alrededor: los amigos se asombran, los conocidos murmuran y los enemigos se mueren de la envidia.



Para cambiar hay que tener “fuerza de voluntad”. Persistir en la racionalidad, enfrentar el miedo a lo desconocido, no escapar ante el primer obstáculo y no perder de vista las ventajas de lo nuevo. El poder de la fuerza de la voluntad incluye:

a) Determinación para cambiar
b) Conocimiento acerca de cómo cambiar
c) Ponerse en acción
d) Persistir en esta acción, incluso cuando es difícil de sobrellevar

2.Lentificar los procesos e identificarlos



Una vez que hayas aceptado y asumido el compromiso del cambio, debes aprender a identificar los sesgos antes mencionados.

La propuesta es hacer que tu mente vaya más despacio para que puedas ver tu propio desempeño mental, como un relojero que revisa los dispositivos del reloj, minuciosa y atentamente.



Recuerda que la idea en esta fase de reconocimiento no es la modificación de los procesos mentales. Si la mente detecta que deseas modificar sus mecanismos de defensa, ofrecerá resistencia.

3. Reordenar la experiencia alrededor de una creencia negativa escoger una creencia negativa



Cualquiera que te haga sentir mal y luego observar como la mente hace lo imposible por protegerla y alimentarla.

4. Atacar las distorsiones


Si has sido capaz de llegar hasta aquí y superar el apartado anterior, es el momento de enfrentar las distorsiones responsables de tu malestar.

Atacar y calibrar los sesgos atencionales para vencer los sesgos hay que equilibrar la información que procesamos. Por ejemplo, si descubres que tienes un sesgo atencional, debes tratar de analizar las situaciones de manera total, sin dejar por fuera los datos que no te gustan o no te conviene. Si no lo haces, tus conclusiones estarán equivocadas de no ser así, terminaras viendo solamente lo que quieres ver y no lo que es.

La clave es balancear la información y ver todo, lo que te conviene y lo que no te conviene, lo que te gusta y lo que te disgusta.

Atacar y calibrar los sesgos de memoria A veces la memoria nos impide ver las cosas como son.



Muchas de nuestras decisiones las tomamos con lo primero que recordamos, así la realidad muestre otra cosa para rescatar los elementos mas adjetivos de tu pasado puedes utilizar dos métodos: el enfrentamiento y la autobservacion hacia atrás. El enfriamiento consiste en no dejarte llevar impulsivamente por el primer material que te llegue a la mente.

Es saludable hacer un alto, quedarse unos instantes en la incertidumbre y aceptar la información contradictoria. Cabeza fría y dudar de la intuición. Enfriar el sistema. De una anécdota no puede inferirse una ley genera.



La autobservacion hacia atrás es recordar tanto los eventos negativos como los positivos almacenados en la memoria. Obviamente es mucho mas difícil que cualquier otra observación porque la información que tienes guardada sufre alteraciones con el tiempo.

Por ejemplo, si te viene a la cabeza el recuerdo de alguien que te ha despreciado o no te quiere, detén el pensamiento de manera enérgica (¡Stop!) y de inmediato trata de recuperar de tu memoria alguna persona que te haya querido mucho. Si no encuentras a nadie, vuelve a intentarlo. Es prácticamente imposible que nadie te haya querido jamás

Recuerda: no se trata de construir consolaciones idealistas e ingenuas, porque seria otra forma de autoengaño, sino de crear la costumbre de andar por el camino del medio.

Atacar y calibrar los sesgos preceptúales existen, al memos, dos formas de que nuestras percepciones de los hechos sean mas exactas: verificación y explicaciones alternativa. Una de las razones mas frecuentes que nos llevan a realizar interpretaciones erróneas es el apresuramiento o el uso indiscriminado de la intuición emocional es importante para la vida, no debemos exagerar su uso ni beatificarla: la inteligencia racional es tan importante como la inteligencia emocional.

La verificación es importante porque te obligan a repensar las cosas. Antes de llegar a una conclusión definitiva sobre algún tema significativo para otro, vuelve atrás y verifica la premisa de la cual partiste. Revisa y repasa. Cuanto mas practiques la exploración verificativa, mas automático se volverá el procedimiento.

Las explicaciones alternativa te permiten abrir la mente a otras opciones y posibilidades.

Atacar las profecías autorrealizadas cuando estés frente a un problema que se mantiene pese a tus intentos por solucionarlo, hazte tres preguntas: (a) ¿Qué hago yo para que esto sea así? (b) ¿He influido en los resultados negativos? (c) ¿Estoy haciendo trampa?



Atacar las estrategias evitativas/protectoras no hay una manera de atacar la evitación/protección que exponerse, arriesgarse y aguantar la incomodidad del enfrentamiento.

Acepta lo peor que podría pasar. Obviamente, si tu vida no esta en juego, a veces hay que entregarse a la divina providencia (versión católica) y/o al universo (versión oriental).


Desdramatizar las situaciones y dejar que la vida obre con su sabiduría. ¿sabes que dicen la mayoría de las personas que han decidido enfrentar sus miedos luego de su primer intento?: “No fue tan horrible”.

Siente el miedo, poco a poco. La evitación te vuelve intolerante a la adrenalina. Tus umbrales bajan y magnificas el temor apenas este se insinúa. Al escapar impides que el organismo se habitué a la emoción del miedo.

La próxima vez que el miedo asome, no lo evites de inmediato, déjalo unos segundos con la plena conciencia de que es incomodo, pero no mortal. Rétalo. Acepta esos instantes con un dejo de dignidad:

Decimos que un miedo es irracional cundo el peligro no es objetivo o es desproporcionado, que evitas: (e) pierdes la posibilidad de desconfirmar y eliminar la creencia responsable de tu malestar, (b) refuerzas el miedo, (c) la resistencia al cambio crece, (d) tu autoestima baja sustancialmente, (e) tu inseguridad se incrementa, (f ) bloqueas tu potencial humano e inhibes tus fortalezas.

Recuerda: si evitas, puede que a corto plazo sientas alivio, pero a mediano o largo plazo solo robustecerás los esquemas responsables del sufrimiento.



1 comentario:

RR dijo...

No se si eres hombre o mujer, pero tu blog es altaente constructivo y gratificante, hoy publiqué en el mio algo tuyo, pero me gustaría saber tu nombre para ponerlo, no obstante pondré tu enlace...gracias y perdón