domingo, 25 de abril de 2010

10 Errores que DEBES EVITAR en la primera cita


Has logrado conocer a una mujer realmente especial. La conociste en un club nocturno, o quizás en una librería, mientras comprabas la última edición de Cien Años de Soledad. Puede ser una compañera de trabajo a la cual por fin has podido invitar a compartir un tiempo “extra laboral”, probablemente sea una compañera de universidad.

Ha llegado el momento de tu primera salida, y estás nervioso, no puedes evitarlo, vas a salir con esa mujer que tanto te desvela (si no estás nervioso te felicito e imagino que sales con otras mujeres, salud!). En todo caso quieres evitar errores, no quieres llegar a tu casa a lamentarte y leer el blog y escribirme para preguntarme en qué te equivocaste, no quieres amanecer al otro día y recordar que un error, un solo error, echo a perder la oportunidad con esa mujer que tanto te atrae.

Pues acá estoy yo al rescate. Te voy a dar 10 errores que debes evitar en tu primera cita:

Error 1. Hablar demasiado: Sobre todo de ti mismo. En esta categoría incluyo el presumir. Necesitas enfocar al menos un 70% de la conversación en ella. Su experiencia es lo necesitas escuchar para entenderla, si eres capaz de hacerlo mostrarás empatía y cercanía. Hazte experto en profundizar en su vida, déjala que hable todo lo que quiera. Entre más lo haga es una señal más positiva. Indaga en detalles de su vida, de dónde viene, cuáles son sus metas, su familia, evita tocar temas sentimentales.

Error 2. Tomar mucho licor (y entonces ponerte hablador/intenso/cansón): He hablado con muchas mujeres y todas me han dicho lo mismo, detestan a un hombre con unos tragos en la cabeza que se relaja y empieza a ser demasiado directo con ellas. Si la invitas a un Pub tomate una o dos cervezas (contrólate!) Cuando no controlas la bebida pierdes la capacidad de juicio, una o dos copas relajan la conversación, pero más distorsionan las cosas y dan una impresión negativa.

Error 3. Tratar de concretar otra salida: Necesitas incrementar el misterio. Cuando las cosas van bien, la mayoría de hombres empiezan a preguntar y a CONCRETAR una siguiente cita cuando ni siquiera se ha terminado la primera. Eso le deja ver a ella que ya te tiene, y empieza a darle sutilmente el control. Lo que debes hacer es terminar o completar esa primera cita, si has sido lo suficientemente bueno y ella así lo quiere, puedes terminar con un beso, y luego NO LE DICES NADA MÁS. No le sueltes indirectas, no le digas cosas como “yo te llamo”, ni siquiera le digas “veámonos otra vez” o el tristemente célebre “tenemos que volver a vernos” o el aún más horrendo “estamos hablando” (odio esas fórmulas con todo mi corazón). Simplemente dile: “La pasé muy bien” y… luego… VETE. En los siguientes dos días, tienes que mantener el suspenso, ella tiene que pensar “ohh…. ¿Será que me llama?”. El hecho que ella no lo sepa con exactitud solo podrá ayudarte.

Error 4. Moverse demasiado rápido: CALMATE. Si hay un error digno de la ira de todos los dioses del Olimpo juntos es moverse y apresurar las cosas. Algunos hombres no han tenido sexo por meses, sus manos están tiesas y deshidratadas… cansadas de ser su único amante… Razón por la cual se afanan para conseguir que esa primera cita se convierta en una noche de sexo loco y desenfrenado. La impaciencia solo demuestra falta de disciplina

Error 5. Moverse demasiado lento: Si no tomas los pasos indicados para demostrar que tienen intenciones románticas, ella perderá atracción porque no has demostrado confianza suficiente para lanzarte al terreno. Entre más esperas peor van las cosas para ti. Busca un equilibrio, entiende las señales y capitaliza conforme van llegando. Tres indicadores de interés y te lanzas por un beso o una indirecta. No puedes permitir caer en la horrenda zona de los amigos, donde los tipos buenos piensan “no puedo dañar la amistad”. Pufffffffffff. El romance tiene fecha de vencimiento.

Error 6. No relajarse: No te muestres muy ansioso o demasiado serio. Si no estás relajado la repelerás con tu rigidez o con tus nervios. Antes de verla tómate un tiempo para relajarte, mira un partido de futbol, escucha tu grupo musical favorito, haz unas cuantas abdominales, navega un rato en internet, mira comedias, saca esa ansiedad ANTES de la cita, para no mostrarla FRENTE A ELLA. Yo prefiero las citas luego de trabajar, estoy relajado, las endorfinas están en mi torrente sanguíneo y mi confianza está alta. Igual, entre más mujeres conozcas menos ansioso estarás.

Error 7. Alargar la cita cuando las cosas salen muy bien: Debes terminar la cita. Tienes que tener disciplina y terminar cuando las cosas salen bien y no cuando están desgastadas (por cansancio generalmente). Llega un momento en que la cita termina, y es de lo peor cuando ella dice “estoy cansada, ¿vamos?”. Créeme que así le gustes si ha trabajado 10 horas te lo va a decir. Así que cuando la cosa esté en su punto alto luego de unas dos o tres horas termina. Lo diré otra vez: POR FAVOR TERMINA LA CITA. A menos que ella te diga que la acompañes a su casa, o que quiere ir a tu casa, tú terminas la cita en su mejor momento. Los jugadores de póker dicen “retírate cuando estés ganando”.

Error 8. No tener un plan: Siempre debes tener una idea de dónde o cómo proceder. Siempre debes estar un paso adelante y planear tu cita. Planear los sitios, planear sitios por si el sitio a dónde vas está lleno, debes asegurarte de pensar en los lugares posibles a donde pueden ir y las cosas que van a hacer. Debes tener un plan de B de lugares y actividades, por si llueve, por si hace sol, por si te besa, por si quiere dormir contigo, por si hay un terremoto, por si hay un apagón general, por si los alienígenas atacan la tierra (bueno…. Creo que entiendes el punto). Nunca, léelo bien, nunca debes decir algo como “mmm… y ahora que hacemos”.

Error 9. Ser demasiado convencional: Con esto me refiero a que en la primera cita debes romper las reglas de lo que usualmente se hace. No la lleves al sitio donde siempre se hacen las primeras citas, no la lleves al sitio más cool, guay. ¿Por qué solamente ir a tomar un café? Puedes usar tu imaginación y hacer cosas originales. La primera cita es el momento de presentarte a ella. ¿Quieres que ella piense que eres común y corriente y quizá aburrido? Sorpréndela invitándola a un café y luego la llevas a escalar pared (si es deportista y no está en ropa de oficina), llévala a un sitio de música en vivo, o al circo.

Error 10. Quedarte sin tema de conversación: Es increíble cómo la falta de charla puede matar una cita, esos silencios incómodos… apenas interrumpidos por agónicos “y qué”, “entonces”, “y que más”. Es triste. Es deprimente. Es aburrido. Es sinónimo de soledad. Publicaré un post sobre Aprender a Conversar, mientras tanto, lleva unas historias de tu vida preparadas, charla sobre lo que les pasó en el día, crítica a alguien que todo el mundo odie. Imagina que tienes toda una vida por contar, ¿cómo no puedes tener tema para dos o tres horas?

Por último recuerda que las primeras citas entre un hombre y una mujer deben ser sólo entre tú y ella. No compañeros, no amigos, no chaperonas. Suena ridículo, pero lo HE VISTO, he visto hombres que van con su mejor amigo, es increíble pero pasa (y hablo de hombres de más de 30 años).

Naxo.

Fuente:http://naxoseduccion.blogspot.com/2007/05/10-errores-que-no-debes-cometer-en-una.html

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias por la info, pero me suena a mucho trabajo, con tantas cosas a tener en cuenta seguro que en algo me equivoco, y soné, me hace un cruz mas grande que la cruz de San Benito.

En otras entradas del blog hablás de que hay que ser uno mismo pero acá parece que hay que ser otro, me confunde.

Pregunta aparte, ¿Crees que es posible conocer a una mujer si eres un pelagatos?
Actualmente estoy en una mala situación económica, pero me gustaría conocer a alguien y estoy evitándolo porque no tengo ni para llevarla a la plazita.