jueves, 13 de mayo de 2010

El Adicto al amor : Amar es mas que dar

"La unica dificultad comun que caracteriza a los hombres que dan demasiado es la inseguridad. Ellos tienen temores ocultos de no ser suficientes. La solución consiste en compensar lo que creen que les falta brindandose a la mujer. Tales hombres piensan que su tarea consiste en ser una fuente inagotable de afecto y apoyo emocional. No se sienten dignos de ser amados por lo que son. En el fondo , temen el abandono, y es ese temor lo que los hace tan vulnerables al hecho de brindarse en exceso."



¿Por que algunos hombres dan demasiado?. Tenemos relaciones por que disfrutamos de las compañía de nuestra pareja y por que esa persona enriquece nuestra vida y nos hace felices. ¿Acaso eso no es el resultados de brindarnos con amor y generosidad, sin esperar nada a cambio?. En realidad, es probable que el hombre o la mujer que brinda demasiado no sea en absoluto afectuoso.

Por maravilloso que parezcan los actos de amor y generosidad, pueden ser maneras veladas de satisfacer necesidades mas profundas. Con frecuencia , el amor es un campo de batalla en el cual tratamos de resolver nuestros propios problemas. Resulta obvio que la solución de esos problemas no tiene nada que ver con el amor, pero, a menudo, tratamos de que nos proporcionen alivio en el contexto de la relación de pareja.

La unica dificultad comun que caracteriza a los hombres que dan demasiado es la inseguridad. Ellos tienen temores ocultos de no ser suficientes. La solución consiste en compensar lo que creen que les falta brindandose a la mujer.

En muchos de esos hombres, esa inseguridad proviene de conflictos infantiles no resueltos. Cuando eran niños, carecian de amor, o bien si lo tenian, era incoherente que generaba un anhelo capaz de durar toda la vida. Si no nos han amado , intentamos continuamente redimir el dolor que hemos padecido.A menudo los hombres que sintieron esa falta de afecto o de atención en su niñez se brindan a una mujer en exceso con la esperanza de que esta les corresponda lo suficiente para borra esa profunda tristeza.

Los hombres que dedican su vida entera a la mision de recibir amor de una mujer con el proposito de llenar un vacio , llegan a creer que esa actitud altruista es lo que se espera de ellos. Tales hombres piensan que su tarea consiste en ser una fuente inagotable de afecto y apoyo emocional.No se sienten dignos de ser amados por lo que son. En el fondo , temen el abandono, y es ese temor lo que los hace tan vulnerables al hecho de brindarse en exceso.

Juan carlos , un hombre casado de poco mas de 30 años , explica: “Detesto admitirlo, pero creo que hago tanto esfuerzo movido mas por el miedo que por el amor. A pesar de que llevo 4 años de matrimonio y he hecho mas de lo que me correspondia , siento deberia estar agradecido. Tengo miedo de perder a Sofia si me brindo menos o pido mas para mi”.

Lo que Juan Carlos esta haciendo es caer de lleno en las mismas situaciones que le resultan tan aterradoras.El hecho de amar a una mujer lo asusta tanto que, para seguir adelante, en lugar de amar menos, ama mas.Ingenuamente, cree que al aferrarse cada vez mas estara protegido de lo que en realidad teme : la soledad. Por desgracia, esta actitud lo conducira precisamente a aquello que mas teme.Cuando los hombres dan demasiado,las mujeres no se sienten simplemente agradecidas: se sienten sofocadas.

La expresión “adiccion” al amor alude a esta clase de amor. Hay hombres , y tambien mujeres , que raras veces se sienten vivos o animados a menos que esten atrapados en el drama del romanticismo y la busqueda del amor.

Estos hombres se vuelven adictos al hecho de intentar sentirse completos o validados por medio de una mujer.La sensación de anhelo para a ser un vivificante fin en si misma. Las relaciones amorosas, aun cuando resultan angustiantes , se convierten en intensas señales de que estan vivos.Cuando estos hombres que se brindan , se sienten plenos por el momento , “casi” amados. Lo que no comprenden , sin embargo , es el efecto terriblemente negativo y alienante que este “falso” amor tiene en la mujer con quien estan.

Los hombres como Juan Carlos brindan amor por una inseguridad basica. Si bien pueden expresar esa inseguridad en formas muy distintas, esta es siempre el elemento comun que alimenta su continua necesidad de dar, de complacer y de condescender. Tales hombres introducen fuerzas contraproducentes en la relacion. Los actos de amor no son positivos cuando surgen del miedo a la perdida o al abandono, o cuando su proposito inconciente es manipular al otro. El hombre que da en demasia corre el riesgo de provocar en su pareja resentimiento y una sensación de “absorción” emocional.

W,J.Psicologo.

Aclaracion: En el caso del video el adicto al amor, estaria representado por Carrie.

No hay comentarios: