domingo, 27 de junio de 2010

Amor Propio : La Forma de Pedir II (Sistema de 3 vidas)

"En la vida hay que tener paciencia… Pero no tanta. Es importante luchar, perseverar, pero hay que saber hasta cuándo.
Tú mereces lo mejor, así que no te conformes, tu valor indica que tu precio es alto, así que no te vendas barato y ni te regales. No negocies con tus principios y saca de tu vida aquello que es incoherente y que no comparte tus principios. Aplica el Sistema de 3 vidas y podrás superar ese idealismo que nos hace creer que las causas perdidas pueden salvarse, y podrás llegar a ser tan pragmático como para saber cuánto tiempo debes esperar para obtener lo que necesitas.




En la vida hay que tener paciencia… Pero no tanta.

Sobre todo con las personas.

Es importante luchar, perseverar, pero hay que saber hasta cuándo. Y me refiero en concreto a dos cosas:

1. Cuando estás saliendo con una mujer, o intentando salir, y la invitas a salir, y te saca excusas, o simplemente nunca ha podido, puede ser casualidad, puede ser verdad que siempre haya coincidido con que no puede.

2. Cuando en una relación de pareja recibes malcriadeces, cosas que no te gustan, falta de detalles, olvido de cosas que para ti son importantes, incumplimientos, desaires, criticas (si te dicen algo que no es constructivo entra dentro de la categoría de crítica), comparaciones y cualquier clase de comportamiento desagradable o desconsiderado.

Yo tengo una ley para esto, y justo las veces que la he incumplido ha sido un desastre personal, por lo cual te quiero decir en este post hasta qué punto tienes que poner límite a las cosas, y dejar la causa por la que has estado luchando. Esta ley es importante para tu vida, esta ley puede ahorrarte demasiada energía y tiempo. Si la aplicas podrás concentrarte en lo que vale la pena, podrás decidir y con criterio decir “¡Basta!”

La vida es como un juego virtual. O mejor… los juegos virtuales están inspirados en la vida. En las oportunidades que tenemos para sobrepasar un obstáculo y un reto, y en las dificultades que se nos presentan. Los juegos virtuales son tan exitosos porque parten de un presupuesto bien simple: a los seres humanos nos gusta competir y nos gustan los retos, pero si el reto es fácil nos aburrimos fácilmente y el estímulo pierde su atractivo y su interés.

Los juegos han crecido en complejidad, dificultad y semejanza con el mundo real, desde Pong, pasando por Pacman, luego la exitosa serie de Mario Bros, hasta los juegos contemporáneos de Halo, Fifa, Medal of Honor, y una lista infinita. De hecho la industria de los juegos es la más prospera, por encima del cine, y justo debajo de la pornografía.

¿Por qué? Porque nos ha permitido conocer mundos virtuales donde sin mayor peligro podemos enfrentar retos y desafíos y sentirnos competentes, y cada día superarnos a nosotros mismos.

Pues bien, esta metáfora es la que me sirve de pretexto para contarte hasta qué punto debes tener paciencia. Recibo cientos de mails pidiéndome nuevas estrategias para invitar a salir a una mujer que ya se ha negado varias veces, me han escrito pidiéndome consejo para saber hasta qué punto “aguantar” malcriadeces, hasta qué punto esperar a una mujer.

¿Recuerdas a Mario Bros? Y me refiero al juego clásico en dos dimensiones. El juego era muy simple era Mario (o su hermano Luigi) corriendo, esquivando tortiguitas, nubecitas con cara amigable que arrojaban tortugas con espinas, bombas, y otra clase de rivales. Y cuando jugabas tenías que buscar hongos, que te hacían crecer y flores que te hacían escupir balas.

A esta altura supongo que he traído buenos recuerdos a tu cabeza. Pues bien, la pregunta es solamente esta…

¿Cuántas vidas tenías al iniciar el juego?

Tres vidas ¿verdad? Que defendías a muerte saltando y brincando por todas partes, y luego cazabas unos honguitos verdes que te ayudaban a ganarte una vida, y salía un aviso que decía “1up”.

Pues bien, para mí esa es la metáfora del nivel de paciencia que debes tener con las personas. Y llámenme radical, o lo que sea, pero he comprobado positivamente (cuando lo he aplicado) y negativamente (cuando he decidido “esperar y ver qué pasa”). Y la ley tienen la capacidad de ahorrarte energía, y si no la cumples jugar en contra tuya.

El Sistema de 3 Vidas (S3V) te permitirá tener una noción clara de hasta cuándo esperar, hasta cuándo insistir y hasta cuándo soportar. Tu pareja o la persona que te gusta sólo tendrán 3 oportunidades contigo, y solamente tres. Si la invitas a salir lo harás por 3 veces, si rechaza las tres será “Game Over”, si repite un patrón molesto contigo como los que he descrito anteriormente le darás 3 y sólo 3 oportunidades para mejorar, si las desaprovecha será “Game Over”.

Esta ley tiene la ventaja de que te exigirá ser lo más persuasivo posible, pues el juego con ella se va a “Game Over” no necesariamente será por culpa de ella, sino porque tu estrategia no ha funcionado, porque no has podido comunicarte de manera efectiva, porque no has podido despertar interés. Y quiero que sepas que si ha sido así el Sistema de 3 Vidas te ayudará a no quedarte estancado, a no seguir en una cadena de errores, y a moverte, aprender y en la próxima oportunidad superar las fallas que has tenido.

Muchos se quedan obsesivamente intentando, luchando, perseverando en causas perdidas, en terrenos donde ya han cometido muchos errores, en lugares donde han sido demasiado permisivos. El Sistema de 3 Vidas te permite dar solamente las oportunidades justas, porque también es cierto que puedes hacer las cosas con una estrategia y buena intención perfectas pero que ella simplemente esté en otro plan y no quiera prestarte atención, o que simplemente tiene un hábito demasiado consolidado de molestar la vida.

El S3V te permitirá protegerte, te permitirá tener una idea clara de hasta dónde ir por una mujer, hasta dónde negociar, hasta dónde esperar.

La ley S3V tiene un elemento que favorece y estimula el buen comportamiento, es decir cuando ella decide hacer las cosas bien. Y es que por cada buena acción, o acción reparadora (es decir, cuando se equivocan y luego te dan un detalle, o muestran un gesto favorable) ella gana una vida “1 up”. Las matemáticas de esto son muy simples: Por cada acción negativa pierde una vida, tres malas acciones sin sentimiento de culpa, sin arrepentimiento y caprichosamente inclinadas a ignorarte o hacerte sentir mal, te vas de ahí, es “Game Over”, pero si ella cambia su actitud hacia ti, te da detalles y restituye la relación gana una vida “1 up”.

Simple, ¿verdad?

La idea es que evoluciones, que dejes los sitios y personas que te estancan, y con las cuales te obsesionas y sigas adelante. Estamos en un mundo de recursos escasos y necesidades insaciables, el tiempo es un bien no renovable, del cual lo único que puedes sacar es lo aprendido. Así que el juego de la seducción también se juega con el reloj, pues entre más aciertos tengas más calidad de vida podrás tener, si estás con la persona equivocada tu nivel de aciertos baja y tu calidad de vida disminuye, por el contrario, si estás con la persona indicada tu nivel de aciertos es óptimo y tu calidad de vida se incrementa.

Todos tenemos errores, todos tenemos equivocaciones, también deberías aplicar la ley del Sistema de 3 Vidas contigo mismo, no deberías tropezar con la misma piedra, con la misma dificultad o caer en el mismo error 3 veces. Si exiges a los demás deberás exigirte con disciplina y tesón a ti mismo, eso te dará la autoridad moral de ser exigente y reclamar atención y buen trato por parte de los demás. El fundamento de un seductor, de una persona con éxito, y de cualquier persona que ha triunfado en la vida es ser exigente consigo mismo, buscar cada día crecer y superarse y con nobleza aceptar cuando se ha equivocado para seguir adelante.

Con eso en mente podrás exigir a las personas, y desear y buscar sólo lo mejor para ti. Tú mereces lo mejor, así que no te conformes, tu valor indica que tu precio es alto, así que no te vendas barato y ni te regales. No negocies con tus principios y saca de tu vida aquello que es incoherente y que no comparte tus principios. Aplica el Sistema de 3 vidas y podrás superar ese idealismo que nos hace creer que las causas perdidas pueden salvarse, y podrás llegar a ser tan pragmático como para saber cuánto tiempo debes esperar para obtener lo que necesitas.

Naxo.

No hay comentarios: