martes, 22 de agosto de 2017

El patrón que siguen las mujeres infieles es común a la mayoría

El patrón que siguen las mujeres infieles es común a la mayoría

Ese comportamiento se divide en 7 etapas:
  
1-Las mujeres ‘empujan’ a los hombres hacia el compromiso.

2-Lo consiguen.

3-Pierden el interés por el sexo.

4-Se sienten atraídas por alguien más.

5-Empiezan a engañar a su pareja.

6-Cuando están con ella, aparece el mal humor y se vuelven resentidas.

7-Empiezan a decirle a su pareja que necesitan tiempo para ellas.


Me tanteo y cai. necesito ayuda.

Notapor gerardo gomez » Sab Dic 03, 2016 1:49 am
Buen dia. Espero recibir consejo de alguien mas. Tratare de ser breve.
Mi novia y yo teniamos ya 7 anos de relacion, durante los primeros anos todo fue magnifico. Yo, poco a poco la fui desatendiendo y en el ultimo ano todo comenzo a cambiar, ella comenzo a hablar mucho por telefono mientras estabamos juntos, hablaba con amigas e incluso detecte que algunas veces era con otro hombre, me entere que salia con alguien mas, investigue y le comprobe que era cierto. Le reclame y ella se enojo demasiado y despues discutiamos por cualquier cosa, me decia que todo era mi culpa por haberla descuidado y porque no le daba suficiente tiempo, que yo la orillaba a querer divertirse con otras personas, pero que solo era diversion sana, porque segun a mi me amaba mucho, despues haciamos el amor y todo volvia a la normalidad....Un dia me dice que ya no puede mas y que necesita tiempo, que quiere que nos separemos porque ya no se siente bien y que solo es por un tiempo.... Al principio le rogue, le llore, le suplique, le mande serenatas, mensajes, llamadas, etc... y ella se limito a enojarse mas y bloquearme de cualquier medio. Dias despues inicio contacto cero, muy mal realizado porque me ha estado tanteando cada 3 o 4 dias, con algun mensaje de !hola como estas! o una llamada perdida y yo siempre he vuelto a caer, ya pasadon 6 meses y platicamos 1 vez por semana en donde siempre me dice que me quiere pero que esta confundida, que le de mas tiempo a que se recupere y la verdad no avanzamos para nada.
Desde hace quince dias yo comence a decirle que ya no me interesaba como mujer y que le agradecia mucho que ella fue la que terminara la relacion, le pedi una cita para poder despedirme de ella y quedar como amigos, a lo cual acepto. Un poco antes de la cita ella cambio el lugar argumentando algunas cosas, por lo que me dijo que fuera en su casa ya que no podia dejarla sola y durante algunas horas no habia nadie. Yo iba decidido a despedirme y acordar alguna simple amistad, pero al llegar se paro frente a mi y me reta a que le repita de frente que ya no me interesa como mujer, yo me pongo muy nervioso y no se que decir y me trabo. Ella se desnuda y me dice !demuestrame que ya no te intereso como mujer!. No puedo hacer mas la abrazo, la beso y terminamos haciendo fuertemente el amor. Antes de terminar me detiene y me dice ya vienen te tienes que ir inmediatamente, se levanta y practicamente me corre.....Al dia siguiente intento contactarla, ella ya no contesta, solo me manda un mensaje diciendo que es mejor que no la busque mas, que lo que hicimos estuvo mal, que ella no debe hacer eso porque se lo prometio a ella misma, que le de tiempo, que me ama y que en el futoro va a pasar el resto de su vida conmigo, pero que por el momento no esta lista, que talvez para principios del proximo ano ella me busque, y entonces todo va a ser maravilloso. Ya solo me bloqueo nuevamente de todos lo medios.
Ahora no se que hacer, me he enterado que tiene una relacion formal con otro tipo y estoy seguro que asi es, porque su comportamiento me lo dice. Pero no puedo evitarlo, la amo demasiado y ahora estoy como al principio. No se si algun dia pueda regresar con ella. En verdad deseo con todo el corazon regresar con ella y olvidar todo.
Por favor aconsejenme. Que debo hacer?. Creen que tengo alguna oportunidad de regresar con ella?. Debo olvidarla?. Debo esperar hasta 2 meses mas para ver si se digna volverse a comunicar conmigo?.


Mujeres que, supuestamente, tienen todo lo necesario en la vida (un marido, una casa, un trabajo y expectativas cercanas de tener hijos) comienzan a sentirse vacías. y no encuentran sentido a esa vida. El descenso del deseo sexual provoca que muchas vean las relaciones con sus maridos más como un trabajo que como un placer, lo cual no hace otra cosa que aumentar la frustración.
En estas circunstancias las mujeres son mucho más vulnerables a volcarse con una relación nueva, incluso aunque sean el tipo de persona que siempre ha renegado de la infidelidad. El hecho de involucrarse con otra persona (lo que suele conllevar un alto apego emocional, aunque la relación sea exclusivamente sexual) les proporciona una ilusión renovada. Sin embargo, en la otra cara de la moneda se encuentra la culpabilidad, que provoca que una gran mayoría de las mujeres que ha comenzado una relación extramatrimonial intentevolcarse más en su pareja, en un vano intento de mitigar un sentimiento de culpa que las atormenta.
Sin embargo, muchas no son capaces de cortar con su amante y de ahí vienen las frecuentes justificaciones que se dan a ellas mismas del tipo “mi marido no sabe valorarme” o “no me trata como merezco”.

Este tipo de justificaciones son más bien el intento de encontrar un motivo para continuar con la aventura extramatrimonial. “Con el ‘no me ha llamado’ o ‘se ha olvidado de San Valentín’ se reafirman precisamente en lo que quieren hacer, continuar la relación con su amante :“Es como si buscaran razones donde a veces no las hay para seguir haciéndolo”, añade.

¿Me quedo o me voy?

Si la relación infiel continúa adelante, las mujeres se ven atrapadas en un dolor desconocido y difícilmente mitigable: la necesidad de elegir entre su marido y su amante.
‘Dopadas’ por los efectos químicos que produce el enamoramiento y los primeros meses de relación con una persona, estas mujeres suelen pensar que han encontrado en su amante a su alma gemela, pero a la vez les resulta difícil y doloroso renunciar a su marido y al proyecto de vida que han construido junto a él. Aun siendo conscientes de lo injusta que es su actitud para con su pareja, muchas son capaces de alargar esta situación, este ‘limbo’, durante años. Con frecuencia piensan que la confusión desaparecerá un día como por arte de magia pero, por lo general, el milagro no ocurre.

No se trata tanto de no poder decidirse, si no “de querer tenerlo todo”.“Estas mujeres quieren conservar la estabilidad de su matrimonio pero también quieren recuperar de alguna forma la ilusión que tenían en los primeros años de relación”.

Pero postergar la decisión eternamente no siempre sirve. “Hacemos esto en muchos aspectos de la vida (cuando hay que elegir entre dos trabajos, cuando sopesamos si mudarnos…) porque es la postura más cómoda”. Esta actitud, continúa, “está directamente relacionada con el miedo, el miedo a perder alguna de las dos opciones -marido o amante, en este caso- o el miedo a elegir y equivocarse”

Finalmente, o la decisión de la mujer o alguna circunstancia externa (que se descubra la infidelidad, que el amante se canse y se vaya) provocan o bien el divorcio o bien la vuelta de la oveja al redil.
En el primer caso, la mujer que decide divorciarse lo hace conscientemente de que necesita (y puede llegar a tener) algo que su marido no puede darle. Independientemente de que continúe o no con su amante, esta nueva mujer sabrá exigir aquello que la hace feliz, pero también convivirá con el dolor y el remordimiento de haber abandonado al marido.
Langley


Enlaces Relacionados:  

No hay comentarios: