viernes, 1 de febrero de 2019

¿Porque El Hombre Suplicante NUNCA se queda con la mujer? Actualizado 2/2/19

El Ciclo Del Buen Tipo
"El Hombre Suplicante NUNCA se queda con la mujer, pues revela su completa disponibilidad al intentar hacerla entrar en razón, y es en ese preciso momento donde la mujer emocionalmente siente que "lo tiene" seguro, asique ella comienza a creerse única,  dando como resultado predecible que luego ella comience a "buscarlo" cuando se encuentre en un estado de baja energía a causa de su frustración tratando de ganar al macho alfa. Asi es como millones de hombres denominados "chicos buenos" están condenados a repetir un ciclo de sufrimiento por culpas de creencias sociales acerca del "amor", del cual las mujeres  toda la vida han sacado provecho, pùes es como consiguen renovar energía ciclicamente ,es de la manera como alimentan las imágenes idealizadas de si mismas.Un completo asco lo se, por esa razon , hay que despertar, pues toda la vida le han llamado amor a eso, y los hombres se lo han creído, porque les han creído a las mujeres en su búsqueda por complacerlas, pero que lamentablemente eran mentiras que las mujeres se cuentan a ellas mismas, la cual no es mas que una muy brillante estrategia de la evolución , pues es del modo en que ella puede filtrar a los hombres, y es  la mejor manera de engañarlo, pues la mujer  no es consciente que vive  sumergida en un autoengaño.Por esa razón no es casualidad que se queden con el "patan", pues es , a lo que ellas responden (y quieren), pero no pueden decirlo abiertamente, porque de ese modo, le seria mas difícil la selección sexual, pues todos andarían disfrazados de "bravucones", de alli que existan los test de congruencia que ellas de manera consciente o inconsciente aplican a los hombres" El Mentor

Consecuencia de Disparar el mecanismo de la “exclusividad” demasiado pronto

"Ella empieza a creerse única, y ese es un pedestal que no te favorece, ella sabe de tu escases y lo puede aprovechar para ser demandante o ingrata. Como es cierto, estás escaso, tu reclamarás atención y eso te hará suplicante"

¿Cual es la diferencia entre buscar impresionarla y comportarse de manera natural?
"Cuando la gente intenta impresionar están esforzándose demasiado. Lo que esto trasmite a la otra es que tiene mas valor social. Merece la pena impresionarla , aun mas merece perder estatus para impresionarla. La gente que no comprende cómo demostrar elevado valor intentarán comprar aprobación. Esto se conoce como suplicación. No aumenta tu estatus social ni te hace deseable para las mujeres. Si está claro que intentas comprar aprobación, perderás valor. La reacción de una chica hacia un hombre que a priori no considera atractivo cuando éste suplica por su aprobación es similar a tu reacción cuando te detienes en un semáforo en rojo y un indigente se pone a limpiarte el parabrisas.En cambio cuando te comportas de manera natural demuestras elevado valor sin esforzarte demasiado"

¿Puede llegar a ser feliz una mujer?
"Eso no importa. En el gran esquema de la evolución, sus emociones no tienen por qué hacerla feliz. Todo lo que han de hacer es mantenerla viva y conseguir que se embaraze con el hombre correcto. Es cierto que algunas veces puede resultar frustrante que su comportamiento esté gobernado por sus emociones. Pero existe una manera de utilizarlo en nuestro beneficio. A través de la experimentación, podemos descubrir el mecanismo que reside detrás de su comportamiento, y a través de la práctica podremos controlarlo sistemáticamente."


¿Por que algunos hombres dan demasiado?. Tenemos relaciones por que disfrutamos de las compañía de nuestra pareja y por que esa persona enriquece nuestra vida y nos hace felices. ¿Acaso eso no es el resultados de brindarnos con amor y generosidad, sin esperar nada a cambio?. En realidad, es probable que el hombre o la mujer que brinda demasiado no sea en absoluto afectuoso.

Por maravilloso que parezcan los actos de amor y generosidad, pueden ser maneras veladas de satisfacer necesidades mas profundas. Con frecuencia , el amor es un campo de batalla en el cual tratamos de resolver nuestros propios problemas. Resulta obvio que la solución de esos problemas no tiene nada que ver con el amor, pero, a menudo, tratamos de que nos proporcionen alivio en el contexto de la relación de pareja.

La unica dificultad comun que caracteriza a los hombres que dan demasiado es la inseguridad. Ellos tienen temores ocultos de no ser suficientes. La solución consiste en compensar lo que creen que les falta brindandose a la mujer.

En muchos de esos hombres, esa inseguridad proviene de conflictos infantiles no resueltos. Cuando eran niños, carecian de amor, o bien si lo tenian, era incoherente que generaba un anhelo capaz de durar toda la vida. Si no nos han amado , intentamos continuamente redimir el dolor que hemos padecido.A menudo los hombres que sintieron esa falta de afecto o de atención en su niñez se brindan a una mujer en exceso con la esperanza de que esta les corresponda lo suficiente para borra esa profunda tristeza.

Los hombres que dedican su vida entera a la mision de recibir amor de una mujer con el proposito de llenar un vacio , llegan a creer que esa actitud altruista es lo que se espera de ellos. Tales hombres piensan que su tarea consiste en ser una fuente inagotable de afecto y apoyo emocional.No se sienten dignos de ser amados por lo que son. En el fondo , temen el abandono, y es ese temor lo que los hace tan vulnerables al hecho de brindarse en exceso.

Juan carlos , un hombre casado de poco mas de 30 años , explica: “Detesto admitirlo, pero creo que hago tanto esfuerzo movido mas por el miedo que por el amor. A pesar de que llevo 4 años de matrimonio y he hecho mas de lo que me correspondia , siento deberia estar agradecido. Tengo miedo de perder a Sofia si me brindo menos o pido mas para mi”.

Lo que Juan Carlos esta haciendo es caer de lleno en las mismas situaciones que le resultan tan aterradoras.El hecho de amar a una mujer lo asusta tanto que, para seguir adelante, en lugar de amar menos, ama mas.Ingenuamente, cree que al aferrarse cada vez mas estara protegido de lo que en realidad teme : la soledad. Por desgracia, esta actitud lo conducira precisamente a aquello que mas teme.Cuando los hombres dan demasiado,las mujeres no se sienten simplemente agradecidas: se sienten sofocadas.

La expresión “adiccion” al amor alude a esta clase de amor. Hay hombres , y tambien mujeres , que raras veces se sienten vivos o animados a menos que esten atrapados en el drama del romanticismo y la busqueda del amor.

Estos hombres se vuelven adictos al hecho de intentar sentirse completos o validados por medio de una mujer.La sensación de anhelo para a ser un vivificante fin en si misma. Las relaciones amorosas, aun cuando resultan angustiantes , se convierten en intensas señales de que estan vivos.Cuando estos hombres que se brindan , se sienten plenos por el momento , “casi” amados. Lo que no comprenden , sin embargo , es el efecto terriblemente negativo y alienante que este “falso” amor tiene en la mujer con quien estan.

Los hombres como Juan Carlos brindan amor por una inseguridad basica. Si bien pueden expresar esa inseguridad en formas muy distintas, esta es siempre el elemento comun que alimenta su continua necesidad de dar, de complacer y de condescender. Tales hombres introducen fuerzas contraproducentes en la relacion. Los actos de amor no son positivos cuando surgen del miedo a la perdida o al abandono, o cuando su proposito inconciente es manipular al otro. El hombre que da en demasia corre el riesgo de provocar en su pareja resentimiento y una sensación de “absorción” emocional.

W,J.Psicologo.

Enlace Relacionados:

No hay comentarios: